Película apostólica recomendada: “The Ultimate Gift”

The ultimate gift es una bella y emotiva película que narra, de manera entretenida pero a la vez profunda, una historia de desencuentro y encuentro con uno mismo y, en cierto sentido, de conversión.

The ultimate gift es una bella y emotiva película que narra, de manera entretenida pero a la vez profunda, una historia de desencuentro y encuentro con uno mismo y, en cierto sentido, de conversión. Howard Stevens, empresario multimillonario, muere dejando una familia amargada y disfuncional. Sus hijos y nietos le reprochaban en vida el excesivo interés que tuvo en amasar su riqueza, pero ellos también parecen ahora preocuparse tan solo de la fortuna que esperan recibir. Como nos enteramos al inicio de la película, la última expresión del desprecio del millonario hacia su familia parece ser, ante la sorpresa de todos, legarles solo migajas de su imperio financiero. Sin embargo, a su nieto Jason —precisamente aquel de quien se encontraba más distanciado— le dejará en su testamento una inusual herencia.

The ultimate gift es en cierto sentido toda una parábola de la conversión

Jason no es un nieto modelo. En realidad, no es una persona ejemplar en ningún sentido de la palabra. Acostumbrado a vivir rodeado de lujos materiales y despreocupado de cualquier responsabilidad, su vida se centra literalmente en divertirse y pasarla bien. Amargado con su familia, y en especial con su abuelo, a quien culpa de la muerte de su padre, se sorprende al saber que el testamento de Howard incluye para él una serie de tareas que debe cumplir para recibir un regalo, que él supone una abultada cantidad de dinero. Reacio a aceptar cualquier cosa venida de su abuelo, el interés egoísta y la curiosidad finalmente pueden más, y se embarca en un recorrido que, poco a poco, lo llevará a descubrir los aspectos más valiosos de la vida.

El camino significará despojarse de muchas cosas que consideraba valiosas e imprescindibles. Aprenderá así el valor del trabajo y del sufrimiento, así como el valor de la auténtica amistad, alegría, gratitud, amor y, por supuesto, de la entrega. Valores totalmente desconocidos para él y que aprenderá no sin esfuerzos y caídas.

La pedagogía que atraviesa Jason tiene una analogía muy clara con un aspecto de la vida cristiana, pues implicará precisamente un despojarse de los criterios del mundo y aventurarse en un camino que, al principio, no le hace ningún sentido. Poco a poco, en la medida que va apartando el egoísmo y la superficialidad de su existencia —no sin gran esfuerzo— aprenderá a dar y pensar en los demás. El amor y la entrega, finalmente, serán las categorías que le dan sentido a todo lo anterior. Lo que al principio parecía un mundo al revés cobrará entonces, a la luz del amor, todo el sentido posible. El cambio de perspectiva, como es evidente, significará chocar contra los valores del mundo al que estaba acostumbrado, incapaz de comprender ideales más altos que el beneficio personal y el bienestar material.

Este “cambio de mentalidad” requerirá un camino que no recorre solo. Lo acompañará una pequeña niña —Emily— a quien conoce de modo casual. Pronto descubrirá que ella tiene cáncer, y por tanto una alta probabilidad de morir. No se le escapa la gran paradoja: él, en la plenitud de su vida, con todos los medios a su disposición, malgasta los dones que posee, mientras tiene al lado una niña pequeña, llena de sueños e ilusiones, pero cuya vida se prevé truncada por una enfermedad sin cura.

Ambos entablarán una hermosa amistad, y Jason aprenderá que el dinero puede eliminar muchas preocupaciones, pero no alcanza para la amistad, ni para el amor, ni para prolongar la vida, ni para ninguna de las cosas que son realmente importantes. Incapaz al principio de soñar, Emily le compartirá su sueño: «estar con las personas que amo, que se aman unos a otros, que me aman. Ese es mi día perfecto».

Profundamente tocado por Emily, Jason será capaz de recuperar sus sueños cuando empiece a pensar en los demás y, también, a perdonar. Su camino implicará descubrir y comprender su propia historia, así como la de su abuelo y su padre. El perdón será necesario para crecer en libertad, y para romper las últimas cadenas de amargura que lo ataban, tan inútiles como cómodas.

Aunque de modo sutil, la película nos enseña también que en su camino de autenticidad Jason empezará a abrirse a la presencia de Dios en su vida. «Todo hecho grande o pequeño es el modo como Dios nos habla —dirá Howard en uno de sus mensajes— y el arte de la vida consiste en captar el mensaje». Dios, de hecho, está presente en esta película, no de modo evidente, pero sí en pequeños detalles de la historia que manifiestan su acción. «Dios —le comparte Emily a Jason en otro momento— pinta el color de cada mariposa con sus dedos», quizás parafraseando aquella gran lección del Evangelio que nos recuerda que si Dios se ocupa de los lirios del campo, ¿cómo no nos va a acompañar de cerca en cada momento de la vida?

The ultimate gift es en cierto sentido toda una parábola de la conversión que siempre exige apertura a la gracia y esfuerzo personal para ir avanzando, como primer paso, hacia un cambio de mentalidad y, finalmente, a un cambio de vida. A los pies de una imagen de Cristo con los brazos abiertos Jason parece comprender que la vida está llena de paradojas inaceptables para una mentalidad horizontal, pero que a la luz del amor de Dios que nos abraza, dejan de ser incomprensibles y adquieren todo el sentido posible: quien da, nunca se queda vacío; quien se entrega, se halla; quien sufre por amor, sana y es alegre; quien muere amando, vive para toda la eternidad. Aprender a vivir esto es the ultimate gift, el más grande regalo que a uno le pueden ofrecer.

Kenneth Pierce

Kenneth Pierce tiene 35 años y estudió teología en Lima. Es autor de los libros El Cuarto de los regalos y La Escalera Espiritual de San Pedro


Kenneth Pierce

Kenneth Pierce tiene 35 años y estudió teología en Lima. Es autor de los libros El Cuarto de los regalos y La Escalera Espiritual de San Pedro

¿Te parece que este recurso es útil para el apostolado católico? ¿Qué le añadimos? ... Tu opinión nos ayuda a mejorar

Loading Facebook Comments ...
Catholic-Link - Background

Escribe lo que buscas

Ver todos los resultados