¿Cómo comprobar si tus “amigos” de Facebook son tus amigos?

El video forma parte de un comercial de Nescafé Chile, en el que un joven chileno busca comprobar si sus contactos del Facebook son sus verdaderos amigos. Para esto selecciona algunos nombres y decide hacer una visita a sus casas"

Desde hace algún tiempo las críticas a las redes sociales se han convertido en un tema frecuente. La situación de evidente soledad en la que muchas personas se encuentran a pesar de contar con cientos de “amigos” y  seguidores en sus cuentas personales, ha generado el cuestionamiento sobre la superficialidad de los vínculos  que se producen en ellas. Pero lo que me llamó la atención de este video, es justamente  que intenta desafiar este estereotipo negativo y tratar ir más allá  generando un resultado muy interesante.

El video forma parte de un comercial de Nescafé Chile, en el que un joven chileno busca comprobar si sus contactos del Facebook son sus verdaderos amigos.  Para esto selecciona algunos nombres y decide hacer una visita a sus casas invitándolos a compartir una taza de café. Los resultados en la mayoría de los casos son muy positivos, y creo que partiendo de ellos se puede generar un diálogo muy interesante sobre la amistad. Acá comparto algunas reflexiones que me surgen después de verlo y que podrían ser útiles para invitar a las personas a una amistad más profunda.

Elementos apostólicos:

1. El problema no son las redes, el problema es la actitud que hemos asumido ante ellas. No basta con que alguien acepte nuestra solicitud de amistad para considerarlo nuestro amigo, se puede ir más allá y tratar de establecer un vínculo más profundo, vencer la comodidad y arriesgarnos a compartir algo más que nuestras fotos

2. Las personas no son un muro. Una de las cosas impactantes del experimento es que la mayoría de las personas tienen una actitud acogedora ante el amigo que toca a su puerta, incluso a pesar de no recordar muy bien quién es o de no verlo hace tiempo. Esto nos evidencia que acercarnos a la gente puede no ser tan difícil, se necesita un poco de coraje para dar el primer paso.

3. Cada persona es un universo. Todas las personas que conocemos tienen infinidad de cosas que compartirnos y de las que podemos aprender. Vale la pena el experimento! Los resultados siempre nos pueden sorprender.

4. Arriesgarse a romper límites: Tocar la puerta de cada persona es siempre romper una barrera, pensemos: ¿Qué límites pongo yo en las relaciones con las personas?¿Qué puedo hacer para vencer esos límites?

5. La riqueza del encuentro. Las redes sociales son herramientas útiles para conectarnos, pero nada puede reemplazar la riqueza del encuentro personal con un amigo.

6. ¿Se te ocurre algún otro elemento? (Escríbelo en la casilla que te pongo aquí abajo. Los más interesantes los publicaremos en los siguientes numerales. Pensar como comunidad siempre es mejor 😉 )

[formcraft id=’5′]

Más  allá de la propaganda de Nescafé nos queda un desafío, ¿por qué no sentarnos a tomar una taza de café con uno de nuestros amigos del Facebook? ¡Podemos estarnos perdiendo de encuentros maravillosos!

Astrid Duque

Es colombiana y laica consagrada de la Fraternidad Mariana de la Reconciliación. Estudia pedagogía en Filosofía y Religión. Actualmente vive en Santiago de Chile.


Astrid Duque

Es colombiana y laica consagrada de la Fraternidad Mariana de la Reconciliación. Estudia pedagogía en Filosofía y Religión. Actualmente vive en Santiago de Chile.

¿Te parece que este recurso es útil para el apostolado católico? ¿Qué le añadimos? ... Tu opinión nos ayuda a mejorar

Loading Facebook Comments ...
Catholic-Link - Background

Escribe lo que buscas

Ver todos los resultados