Para hacer el bien hay una “nueva” moda: Volverse loco.

Catholic-link.com.- Hoy nos encontramos con otro gran acierto publicitario de  Coca-Cola Company. Se trata de uno de los varios videos de la campaña “Volvámonos locos” ¿Locos de qué? “De hacer cosas buenas por los demás”.

Elementos apostólicos

Decía provocadoramente el Padre José Luis Martín Descalzo en su libro Razones para la Esperanza: «Dicen que la gran enfermedad de este mundo es la falta de fe o la crisis moral que atraviesa. No lo creo. Me temo que en nuestro mundo lo que está agonizante es la esperanza, las ganas de vivir y luchar, el redescubrimiento de las infinitas zonas luminosas que hay en las gentes y en las cosas que nos rodean. Lo mismo que se dice que la gran victoria del demonio en nuestro tiempo es haber conseguido convencer a todos de que no existe, creo que el gran triunfo del mal consiste no tanto en habernos vuelto ciegos como en habernos puesto a todos unas gafas negras para que terminemos de creer que el mundo es mal y sólo en el mal puede revolcarse.»

Creo que estas palabras expresan muy bien, y nos invitan a considerar, un primer elemento apostólico que podemos sacar también de este video: que la esperanza no se puede perder, porque, pase lo que pase el bien es siempre más fuerte. O  para utilizar las mismas palabras del P. Martín son infinitas las zonas luminosas que hay en las gentes y en las cosas que nos rodean”. Los periódicos y la televisión usualmente no nos muestran más que las tinieblas, no hacen -y no harán jamás creo- eco suficiente de estos espacios de luz y de estas personas, porque es un producto que no vende. Por eso nosotros tenemos que hacerlo, tenemos que aprovechar este material que nos regala Coca-Cola, para dar a conocer más el verdadero rostro de la realidad, y también, porqué no, crear nuestro propio material (más aún hoy que tenemos tantas posibilidades a nuestro alcance gracias a las redes sociales).

Por otro lado, además de promover y propagar un mensaje de esperanza, debemos nosotros mismos comprometernos y “redescubrir” la invitación que nos hace el video: “volvernos locos por hacer cosas buenas por los demás”. Más allá de que vivimos en una sociedad que exalta exageradamente el individualismo y promueve el egoísmo,  el hecho de que Coca-Cola se de cuenta de que hacer algo bueno por otro es una locura no es ninguna una novedad. ¿Acaso no les suena esto familiar? Antes, cuando he dicho que debemos “redescubrir” esta locura lo he hecho a propósito. ¿Se les ocurre porqué? Les doy algunas pistas: “Amaos los unos a los otros, como yo os he amado. Amad incluso a vuestros enemigos”o “Nadie tiene mayor amor que aquel que da la vida por sus amigos” … ¿No parece esto una locura?

O si quieren para terminar de hacer explícito lo obvio: “nosotros predicamos a un Cristo crucificado: escándalo para los judíos, locura para los gentiles mas para los llamados, lo mismo judíos que griegos, un Cristo, fuerza de Dios y sabiduría de Dios” (1Cor1,23-24). Como vemos, en realidad en este video nos encontramos ante una versión secularizada del  corazón del mensaje cristiano. No es justamente esto el cristianismo: un Dios que se volvió literalmente loco de amor por nosotros, tanto que se hizo carne y habito entre nosotros por amor; y como si no bastase para demostrarnos cuan enloquecido de amor estaba murió por nosotros, dándonos su vida (la vida infinita, el máximo bien), invitándonos a vivir esta misma dinámica por los demás. No es acaso esta la fuente de la cual todo cristiano se nutre para salir al encuentro de los demás.  Sí, nosotros aceptamos la invitación de volvernos locos, porque Él nos amó locamente primero. Es su amor el que nos transforma en amor , permitiéndonos de entregarnos a los demás.

Finalmente, como sabiamente nos advierte el proverbio “el camino al infierno esta empedrado de buenas intenciones”, por lo cual al final del diálogo sería bueno proponer cosas concretas, como las que muestra el video, para poner en práctica lo reflexionado. Cada uno o en grupo, tal vez siguiendo los mismos ejemplos del video, pueden comprometerse a realizar alguna obra, gesto, oración, etc. sea pequeño o grande, para contribuir al cambio, para irnos sumando a la locura del amor, para marcar la diferencia y así ir irradiando más, y más, luz y esperanza en nuestro mundo que tanto la necesita. Porque nuestra fe debe ser siempre integral, es decir, fe en la mente, que se acoge en el corazón y se vuelca en la acción.

Preguntas para el Diálogo:

 ¿Cómo ves el mundo en general? ¿Ves más luz o tinieblas, esperanza o desilusión? ¿Por qué?  ¿Crees que se puede cambiar la situación? ¿Qué se necesita para hacerlo? ¿Como podrías contribuir tú al cambio? ¿Por qué? ¿Qué actividad te gustaría sacar adelante para hacer concreto este ideal?

Daniel P.

Daniel Prieto

Es chileno y se prepara para ser sacerdote. Actualmente estudia teología en la universidad Gregoriana de Roma.


Daniel Prieto

Es chileno y se prepara para ser sacerdote. Actualmente estudia teología en la universidad Gregoriana de Roma.

¿Te parece que este recurso es útil para el apostolado católico? ¿Qué le añadimos? ... Tu opinión nos ayuda a mejorar

Loading Facebook Comments ...
Catholic-Link - Background

Escribe lo que buscas

Ver todos los resultados