Gratitud: ¿Un proyecto para alcanzar la felicidad?

Captura de video

Aprovechamos el comienzo de este nuevo año para poner un video que viene muy a lugar. Se trata de una charla de TED (organización sin ánimo de lucro dedicada a las “Ideas dignas de difundir”) llevada a cabo San Francisco. El tema: compartir un proyecto llamado “la felicidad revelada”. En qué consiste este proyecto: se trata sustancialmente en promover una actitud agradecida ante la vida, sabiendo reconocer con reverencia cada momento, cada detalle y todas las cosas, como dones recibidos. De esta manera se puede alcanzar una auténtica felicidad. Esto como decíamos calza muy bien con el inicio de este nuevo año, que nos invita a mirar con esperanzas el futuro, reconociendo todo como una oportunidad, un regalo, un don de Dios.

Elementos apostólicos

Primero que todo aclaramos que desconocemos las intenciones del autor de la conferencia y su confesión religiosa, por lo cual ante algunas de las frases que podrían ser interpretadas en un sentido “new age” o filosóficamente “panteísta” del tipo “somos todos uno con la naturaleza”, (Dios incluido, como una especie de energía o “aquel viaje personal para inspirarse”), etc., hemos preferido abstenernos de un juicio crítico, rescatándolas e interpretándolas más bien a la luz de una correcta visión católica.

1. En ese sentido creo que es interesante notar como la frase “oh my God” que resalta el conferencista como una común reacción de las personas ante la maravilla de la naturaleza, va en total sintonía con aquello que nos recordaba el Papa Benedicto XVI en una de las pasadas audiencias del año de la fe, cuando  hablándonos de las vías que conducen a Dios nos decía:

San Agustín, que en su vida buscó largamente la Verdad y fue aferrado por la Verdad, tiene una bellísima y célebre página en la que afirma: «Interroga a la belleza de la tierra, del mar, del aire amplio y difuso. Interroga a la belleza del cielo…, interroga todas estas realidades. Todos te responderán: ¡Míranos: somos bellos! Su belleza es como un himno de alabanza. Estas criaturas tan bellas, si bien son mutables, ¿quién la ha creado, sino la Belleza Inmutable?» (Sermón 241, 2: PL 38, 1134). Pienso que debemos recuperar y hacer recuperar al hombre de hoy la capacidad de contemplar la creación, su belleza, su estructura. El mundo no es un magma informe, sino que cuanto más lo conocemos, más descubrimos en él sus maravillosos mecanismos, más vemos un designio, vemos que hay una inteligencia creadora. Albert Einstein dijo que en las leyes de la naturaleza «se revela una razón tan superior que toda la racionalidad del pensamiento y de los ordenamientos humanos es, en comparación, un reflejo absolutamente insignificante» (Il Mondo come lo vedo io, Roma 2005). Un primer camino,por lo tanto, que conduce al descubrimiento de Dios es contemplar la creación con ojos atentos. 

El Papa luego -también en muchísima sintonía con el video- habla de otros dos caminos que nos conducen hacia Dios, a saber, el hombre -otra vez en sintonía con toda la segunda parte, que muestra justamente esto, a través de las expresiones, las miradas, las historias personales de cada uno, que nos abren y nos hablan de ese misterio infinito que es el hombre- . Y finalmente el Papa menciona la vía de la fe, a la cual este video en ciertos momentos alude con algunas imágenes de personas rezando o persignándose. Para los que quieran leer toda la audiencia del Papa, pueden hacerlo aquí.

2. Por otro lado, un elemento que podemos aprovechar  para nuestro apostolado es evidentemente el tema de la gratitud (central). Pues, además de servirnos para   plantear  el tema de la presencia de Dios, la maravilla de la creación (incluidos nosotros mismos y los demás) nos puede -y debe- llevar también a descubrir como “todo esto que nos asombra, nos ha sido dado”, “todo es un regalo”… y como consecuencia, nos debe impulsar a su vez a tener una profunda experiencia de gratitud hacia Dios. Esta actitud es parte esencial del cristianismo, pues brota naturalmente del reconocimiento de la realidad como “don”, porque en el fondo se reconoce que todo acto de creación es un acto de donación, donación del ser y por ende amor (algo que nos recordaba el Papa Juan Pablo II). De hecho, el cristianismo no es una religión de Ideas como siempre nos repite el Papa actualmente, o una filosofía ética,  sino el encuentro con Alguien que nos ha amado primero.

De este modo podemos ver como se puede conectar el video muy bien con estos dos temas fundamentales de nuestra fe, pasando a través de la maravilla de la creación a descubrir la presencia de Dios, para luego -acogiendo toda esta maravilla como un don dado por ÉL para nuestra felicidad- poder responder con un profundo agradecimiento. Y sabemos bien que la respuesta del corazón agradecido no es otra, sino aquella del amor. A eso estamos llamados y así como dice el video al final, todo aquel que se encuentre con nosotros, se verá bendecido por ese amor, incluso con nuestra sola presencia. El proyecto de “felicidad revelada” que quiere compartirnos este video, es en realidad lo que el cristianismo lleva  predicando desde ya mucho tiempo, desde hace más de dos mil años, desde que la auténtica felicidad se reveló en un humilde pesebre en Belén.

Preguntas para el diálogo

1. ¿Te maravillas ante la perfección de la creación, o ante el misterio que eres tú mismo -o los demás- para ti? ¿Puede ser todo esto fruto del azar o más bien es signo que te remite hacia una realidad más honda? ¿Puedes descubrir la presencia de Dios a través de la grandeza y armonía de la realidad? ¿Qué medios puedes poner para contemplar la creación, a ti mismo y a los demás “con ojos más atentos” como nos decía el Papa, para así acceder al misterio que portan?

2. ¿Eres agradecido ante la vida? ¿Te descubres amado por alguien (o Alguien)? ¿Por qué sí, o por qué no?  Haz una lista de 10 cosas sobre las cuales estas agradecido, y luego escribe una pequeña oración dirigiéndote a Dios agradeciéndole por ellas.

Damos gracias sin cesar a Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, por vosotros en nuestras oraciones, al tener noticia de vuestra fe en Cristo Jesús y de la caridad que tenéis con todos los santos, a causa de la esperanza que os está reservada en los cielos y acerca de la cual fuisteis ya instruidos por la Palabra  de la verdad, el Evangelio, que llegó hasta vosotros, y fructifica y crece entre vosotros lo mismo que en todo el mundo, desde el día en que oísteis y conocisteis la gracia de Dios en la verdad.Col 1, 3-6

Daniel Prieto

Es chileno y se prepara para ser sacerdote. Actualmente estudia teología en la universidad Gregoriana de Roma.


Daniel Prieto

Es chileno y se prepara para ser sacerdote. Actualmente estudia teología en la universidad Gregoriana de Roma.

¿Te parece que este recurso es útil para el apostolado católico? ¿Qué le añadimos? ... Tu opinión nos ayuda a mejorar

Loading Facebook Comments ...
Catholic-Link - Background

Escribe lo que buscas

Ver todos los resultados