¿Por qué nos colocamos máscaras?

"¿Quién soy yo? Muchas veces el problema radica en no saber responder esta pregunta fundamental"

Catholic-link.-Tenemos ante nosotros un grupo de jóvenes protestantes que utilizan ipads como “máscaras”, que representan distintas apariencias que divergen de la vivencia interior de cada uno, y que son utilizadas como “pantallas” para esconder lo que esta detrás. Los motivos para utilizarlas son de lo más variopinto, pero al final todos tienen una raíz común: el miedo; miedo a manifestar su auténtico “rostro”, su verdadero yo; pero ¿por qué? ¿por qué temen mostrarlo? El video no resuelve estas interrogantes, pero plantea el problema y lo deja abierto a la reflexión. Lo que sí evidencia es que, sea como fuere – consciente o inconscientemente, justificado o no –, este mecanismo de finta – de fuga – es un modo de actuar que nos impide aceptarnos, lo cual como consecuencia no solo entorpece nuestra relación con los demás, sino que también impide que tengamos una auténtica relación con Dios, justamente porque vivimos desde quien no somos.

 Ocasión apostólica

Este video es de mucha actualidad para nuestro apostolado, no tanto porque el problema sea nuevo (viejo cuanto el hombre), sino porque hoy en día vivimos en una sociedad particularmente marcada por esto, es decir, una sociedad del espectáculo, donde el paradigma social no solo sobrevalora las apariencias sino que incluso las estimula y promueve. Hoy lamentablemente vale muchísimo más – y es bien visto – lo que demuestras o haces (en un show, en youtube, en una foto de facebook, etc.), de lo que realmente eres. Y esto obliga a muchos – casi por coacción social – a tener que adoptar una o varias máscaras para ser aceptados. Por ello es un problema que no le es ajeno a nadie y es necesario plantearlo en grupos de reflexión.

 Elementos apostólicos

Puede ser muy útil comenzar el diálogo viendo las máscaras del video, buscando identificar aquellas que utilizamos comúnmente, para luego pasar a identificar a su vez la raíz que esta a la base de cada una de ellas, o mejor dicho, lo que nos lleva a temer mostrarnos como somos. Pueden ayudar preguntas como: ¿Qué videos, fotos, fintas, actuaciones, palabras, gestos, o silencios etc. utilizo  para esconderme; para aparentar, para no mostrar lo que verdaderamente pienso, siento, creo, vivo….en fin yendo al fondo ¿por qué temo vivir desde lo que realmente soy? ¿por qué lo hago, a qué le tengo miedo?  Es fundamental también plantear la pregunta sobre la auténtica identidad de cada uno, es decir, ¿Quién soy yo? Muchas veces el problema radica en no saber responder esta pregunta fundamental. Y sería bueno además distinguir que viviendo desde quien soy puedo desempeñar diversos roles sin que por ello caiga en las máscaras, porque no me llevan (los roles) a esconder o distorsionar mi auténtico yo desde el cual vivo afianzado, sino que  son simples modos – más externos – de comportarme dependiendo de ciertas circunstancias (no es igual como desenvuelvo en una fiesta que cuando estoy trabajando o hablando con un profesor en la universidad). Finalmente se puede plantear la gravedad de como esto me aliena (me saca de mi mismo) afectando mi relación conmigo mismo – hasta el punto de no poder distinguir entre autenticidad y falsedad –,  con los demás – provocando amistades basadas en la mentira – y por último con Dios, impidiéndome una verdadera y profunda amistad con Él (por todo lo ya dicho).

Citas Biblicas

Gal2, 11-14 (cuando Pablo corrige a Pedro, muy interesante)

Daniel Prieto

Es chileno, tiene 28 años y se prepara para ser sacerdote. Actualmente estudia teología en la universidad Gregoriana de Roma.

¿Te parece que este recurso es útil para el apostolado católico? ¿Qué le añadimos? ... Tu opinión nos ayuda a mejorar

Loading Facebook Comments ...

Deja tu respuesta

*

1 comment

  1. Totalmente de acuerdo con el vídeo y la reflexión, dejan mucho que pensar y que hacer frente a este tipo de cosas, y es gratificante saber que a pesar de todo eso, Dios siempre esta ahí, esperando a que nosotros abramos el corazón.
    Y muy buena la cita bíblica, va totalmente de la mano con el tema!
    Gracias!

Recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail

Síguenos en Facebook


Escribe lo que buscas

Ver todos los resultados
x