El poder de la tecnología: ¿Qué pasaría si se lleva nuestros recuerdos?

Catholic-link.- El video de hoy escrito y dirigido por Francois Ferraci, nos plantea un problema crucial para nuestro tiempo: ¿Qué pasaría si perdiéramos nuestros recuerdos; nuestra memoria?

Tal vez alguno que otro encontrará exagerada la propuesta, o tal vez contrargumentará diciendo que olvidar es algo bueno. Y concuerdo con lo segundo, pero no con lo primero. De hecho quien haya leído alguna vez el cuento de Borges “Funes el memorioso” (lo recomiendo), entenderá aún mejor cuan necesario es olvidar para poder recordar. No solo eso,  sino también -como nos recuerda San Pablo- cuan importante es olvidar para nuestra propia reconciliación personal, pues “olvido lo que dejé atrás y me lanzo a lo que está por delante, corriendo hacia la meta” (Flp3,13).

Sin embargo, con respecto a lo primero, es muy peligroso tomárselo a la ligera y creo además que no es para nada exagerado, pues existe hoy -en nuestro mundo altamente tecnologizado- una posibilidad real de que algo así ocurra. Este video no es una utopía negativa, sino una proyección futura muy realista de nuestro presente. Desde hace tiempo ya que vamos avanzando por este camino, reemplazando cada vez más el uso de nuestra memoria por aparatos electrónicos que recuerden por nosotros (fechas, cumpleaños, eventos importantes, etc. etc.). Tal vez con buenas intenciones (mala memoria), o no (pereza, irresponsabilidad, indiferencia), pero que igualmente no  justifican lo que su uso excesivo nos esta causando. Por dar algunos ejemplos, no solo nos quita la capacidad de entrar en contacto “real” con lo que nos rodea, sino que además el exceso nos van volviendo torpes (estúpidos) para desplegar nuestras capacidades cotidianas; ya hay algunas personas que no son capaces ni siquiera de recordad el número de su casa.

 La tecnología es buena y nadie pone eso en duda. Tal vez los símbolos del video puedan dar una impresión equivocada: la vieja y querida polaroid y el posterior colapso digital, podrían transmitir una especie de mensaje fundamentalista ante el tema. Algo así como: “tenemos que destruir la tecnología y volver al pasado”. No se trata de eso. Pero si, yo los tomaría como expresión de un llamado de atención, para tomar conciencia de que no todo lo novedoso es signo de “progreso”. Además sin un debido equilibrio podríamos forjar un final poco feliz. El depender en un modo desmedido y viciosos de la tecnología, podría llevarnos a necesitar de ella incluso para recordar los nombres de personas significativas (¿a alguien  ya le ha pasado?) o peor aún, tal vez sin ella no seremos ya capaces de reconocer y recordar los rostros de quienes amamos, como le sucede a nuestro protagonista en la escena final. Es un tema muy interesante y actual para plantear en un diálogo, tal vez con preguntas como ¿Cuánto me afecta la tecnología en mis relaciones interpersonales? ¿Cuánto me aleja de los demás y me ensimisma? ¿Cuánto soy dependiente de ella, incluso para cuestiones fundamentales de mi vida cotidiana?

Para terminar, quisiera recordar cuan importante es el rol de la memoria en nuestras vidas. Solo pensemos un momento a la memoria como fuente de unidad para nuestra identidad personal y también comunitaria. No por nada cuando nos reunimos para celebrar la Santa Misa -el momento culmen de toda nuestra vida cristiana- realizamos un memorial, es decir, recordamos un hecho histórico (el memorial de la pasión), que nos une como cuerpo (identidad) y da sentido a nuestra existencia (nos salva). Es cierto que a diferencia de los demás recuerdos comunes este se hace nuevamente presente.

Daniel P.

Sobre Daniel Prieto

Daniel Prieto ha escrito 75 publicaciones en Catholic Link.

Es chileno, tiene 28 años y estudia teología en la universidad Gregoriana de Roma para ser sacerdote.

Loading Facebook Comments ...

Deja tu respuesta

*

3 comments

  1. franchesblogg@gmail.com'

    Patricia

    Oro ángulo en el que la tecnología se lleva nuestros recuerdos es el que se dá cuando alguien hace o dice cosas mas con la intención de colgarlas en facebook o en su blog que para disfrutarlas o vivirlas. Tengo la impresión de que al final no les queda un recuerdo personal del momento pues no lo vivieron realmente sino que lo “actuaron” para que muchos lo pudieran ver.

  2. Mi punto de vista: En un mundo cada vez mas interconectado en donde las tecnologías acortan las distancias parece ser que nos estamos olvidando de las cosas mas esenciales, la familia, los amigos, el amor, de DIOS. nos estamos olvidando de aquellos momentos ejemplo cuantas veces no nos hemos encontrado en alguna reunión familiar o con amigos y creo que todos conocemos a alguno que es adicto al celular y no lo suelta para nada y en vez de estar conviviendo con los que lo rodean esta ocupado atendiendo las redes sociales.
    En el video el se olvida de lo esencial el contacto humano y termina perdiendo lo mas importante… y al final queda con un vació y soledad que no puede llenar con cosas mundanas!
    Debemos usar las tecnologías con responsabilidad. sin olvidarnos de lo que realmente vale la pena en esta vida! sería bueno que compartamos este vídeo con todos aquellos conocidos que tienden a ser adictos a sus teléfonos celulares o al móvil como lo llaman en algunos otros países para que los haga reflexionar un poco…
    les comparto una imagen que ilustra un poco lo que comento como verán las personas no estan disfrutando de sus vidas ni de la convivencia de otras personas al estar inmersos en sus celulares…

Recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail

Síguenos en Facebook


Escribe lo que buscas

Ver todos los resultados