¿Qué tiene que ver Kaká con la vida cristiana?

Catholic-link.- Tal vez muchos estarán pensando, “pero si Kaká es cristiano, no es católico, ¿qué tiene que ver?” Créanme que lo sé, lo tengo muy presente.  De hecho mientras escuchaba su grandísimo testimonio, me lamentaba para mis adentros, diciendo: “¡qué gran ejemplo, ¿Por qué no es católico?, así le dedico un post!” Y fue justo en ese momento que recordé las palabras del Señor en el Evangelio de algunas  semanas atrás, donde Juan preocupado (a mi parecer queriendo confirmar si habían obrado correctamente) le pregunta a Jesús: “ «Maestro, hemos visto a uno que expulsaba demonios en tu nombre, y se lo hemos querido impedir, porque no es de los nuestros», a lo que el Señor le responde «No se lo impidan, porque uno que hace milagros en mi nombre no puede luego hablar mal de mí. El que no está contra nosotros está a nuestro favor». Esto me bastó para convencerme de que aun no siendo Kaká católico –uno de los nuestros- valía la pena promover su testimonio, porque de hecho esta a nuestro favor y puede ser utilizado como recurso apostólico.

 Más allá de todos los temas evidentes que se pueden tratar, el video tiene uno que me parece central: la vida cristiana.  A pesar de su fama –digo a pesar, pues existe el mito de que vivir manifiestamente nuestra fe equivale a ser socialmente marginados-  Kaká no deja de hacer explicito su fe cristiana ante los demás, y sin perder por ello el apoyo ni la estima de nadie, transmite al Señor incluso haciendo apostolado. Sus compañeros de equipo lo admiran. Su testimonio da fruto y a él se muestra realizado plenamente. Su fe es fundamental y se expresa en su vida cotidiana (y no la tiene fácil). Creo que este testimonio es una prueba real, concreta y encarnada, de que no existe una verdadera oposición entre fe y vida cotidiana -pues una, indivisible y la misma es la persona que cree en Dios, reza y juega fútbol-. Somos más bien nosotros que dividimos la realidad, complicándonos, o tal vez acomplejándonos, relegando nuestra fe al ambito privado, personal, como algo que se tiene que esconder. Me pregunto bajo que criterios se puede justificar el hecho de esconder nuestro amor a Jesús, que debería por el contrario desbordarnos. Un amor así, una riqueza de tal magnitud,  se comparte (si no cuestionémonos mejor sobre la auténticidad de nuestro amor).

En la misma línea de lo ya dicho, Kaká nos muestra que Dios puede estar presente en todos  los momentos y ámbitos de nuestra vida; tan solo basta que le abramos nuestra puerta y lo dejamos pasar. Puede ser tanto mientras rezamos el rosario o vamos a misa, como cuando vemos la Champions League en casa con nuestros amigos…todo se puede poner en presencia de Dios y ser así transformado en oración. Los momentos de gran dolor -como bien nos lo recuerda Kaká leyendo con visión de eternidad aquel accidente que casi lo deja sin poder jugar-, los momentos de máxima alegría… amigos ¡Kaká reza en el mismísimo momento en que esta ganando el Mundial!…todo… toda nuestra vida esta hecha para vivirse en Cristo. Qué más necesitamos para entender el mensaje: es posible integrar fe y vida, porque se compenetran en una misma y única persona llamada justamente a la comunión con Dios. No hagamos falsas separaciones, seamos coherentes y vivamos todo en el Señor. Utilicemos este testimonio y tratemos de vivir nosotros así también, para que el próximo post pueda ser de un testimonio católico.

Daniel P.

También les dejo la meditación que hizo el Papa sobre el Evangelio que menciono durante el Angelus de ese Domingo.

 

Daniel Prieto

Es chileno, tiene 28 años y se prepara para ser sacerdote. Actualmente estudia teología en la universidad Gregoriana de Roma.

¿Te parece que este recurso es útil para el apostolado católico? ¿Qué le añadimos? ... Tu opinión nos ayuda a mejorar

Loading Facebook Comments ...

Deja tu respuesta

*

1 comment

Recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail

Síguenos en Facebook


Catholic Link - Background

Escribe lo que buscas

Ver todos los resultados