Película apostólica recomendada: Intouchables (2011)

Catholic-link.com - Aprovechamos para presentarles un nuevo colaborador en Catholic-link: Kenneth Pierce. Kenneth tiene 35 años, estudió teología en Lima y es autor de los libros “El Cuarto de los regalos” y “La Escalera Espiritual de San Pedro”. Es también un apasionado de las películas y nos ayudará a sacar adelante la categoría “Película Recomendada” (que por cierto la teniamos un poco descuidada). Aquí va su primera entrada con la película:

The Intouchables (2011)

Dirigida por: Olivier Nakache y Éric Toledano

Actores: François Cluzet, Omar Sy, Audrey Fleurot

Intouchables es una película francesa estrenada en el 2011 y dirigida por Olivier Nakache y Éric Toledano. A pocas semanas de su estreno se convirtió en uno de los films franceses más exitosos de todos los tiempos. Junto a la buena producción cinematográfica la historia narrada en la película ofrece diversos elementos interesantes para discutir y analizar.

La trama gira en torno a la relación de Philippe, un millonario parapléjico a causa de un accidente, y Drill, irresponsable y desempleado, a quien Philippe –ante la sorpresa de quienes lo rodean– contrata como asistente. La historia está basada en un caso de la vida real, lo cual añade fortaleza a muchos de los mensajes que se pueden descubrir en la producción.

Un primer aspecto interesante gira en torno a los dos personajes principales. Se presentan completamente opuestos, tanto por origen como por, evidentemente, sus capacidades. Philippe, amante de la música y sumamente cultivado, solo es capaz de mover la cabeza. Su vida resulta, en medio de su riqueza, sumamente monótona y un tanto amarga, reducida por su incapacidad física pero también por una actitud resignada ante su situación. Drill, quien creció en los bajos fondos parisinos, es por el contrario un joven atlético y ágil, inteligente pero sin educación. Dispuesto a vivir sin trabajar, subsistiendo sin escrúpulos con una pensión para desempleados, su vida transcurre en las calles sin otro horizonte que distraerse y divertirse.

La improbable contratación de Drill por parte de Philippe se entiende a la luz de uno de los aspectos más interesantes de la relación. Drill no trata a Philippe como un enfermo. Por el contrario, es en cierto sentido inmisericorde con él. Es precisamente esta característica que decide a Philippe, cansado de ser tratado como un inútil. La relación irá creciendo y Drill por su parte ayudará a Philippe a vencer muchos temores irreales y a darse una segunda oportunidad en la vida.

Drill, por su parte, sufrirá también un cambio interesante. El contacto con Philippe lo irá poco a poco humanizando, haciéndole crecer en responsabilidad, abriéndose a horizontes nuevos, desplegando talentos ocultos. Dejará de ser un vagabundo sin responsabilidades ni ideales para convertirse, sin mediar algunos obstáculos, en una persona mucho más generosa y madura.

Hay otro aspecto interesante que vale la pena ser resaltado: la amistad entre ambos personajes enriquece a aquellos a quienes tienen alrededor. El hogar de Philippe pasa de ser un lugar lóbrego y triste para convertirse en una casa llena de luz y alegría. Philippe mismo pasará también a asumir la responsabilidad que tiene para con su hija. De modo similar Drill retomará sus relaciones con sus familiares y asumirá también nuevas responsabilidades con sus parientes.

Esto nos conecta, finalmente, con otro aspecto importante de ser resaltado. A pesar de lo imprescindible que Drill se vuelve para Philippe, éste reconoce con cierta generosidad y magnanimidad que su joven asistente debe tener también nuevos horizontes y, sobre todo, una mayor presencia con su familia. Así, es capaz de dejarlo ir, prueba de una amistad auténtica que piensa siempre en el bien del otro. Resulta muy eficaz la película para transmitir las serias limitaciones por las que atraviesa un parapléjico, dependiente absolutamente de aquellos que le rodean. El gesto de Philippe cobra así mayor trascendencia y evidencia su propio crecimiento. Ya no es el hombre egoísta, impaciente y centrado en sí mismo del inicio del film, sino abierto y dispuesto –sin que hayan dejado de existir ciertos temores– a entablar nuevas relaciones.

A pesar de tratar un tema de gran dramatismo como puede ser la vida de una persona discapacitada el film ofrece muchas escenas de humor. Se le añade, así, una aproximación muy humana que precisamente ve en la persona discapacitada un ser humano como todos y con muchos horizontes y posibilidades.

Como nota aparte es importante señalar que quizás se excede la película en algunas bromas y situaciones de contenido sexual, aunque sin llegar a ninguna escena de explícita desnudez. Se debe tener esto en consideración si se ve la película con menores de edad.

Kenneth Pierce B. 

Sobre Kenneth Pierce

Kenneth Pierce ha escrito 15 publicaciones en Catholic Link.

Kenneth Pierce tiene 35 años y estudió teología en Lima. Es autor de los libros El Cuarto de los regalos y La Escalera Espiritual de San Pedro

Loading Facebook Comments ...

Deja tu respuesta

*

Recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail

Síguenos en Facebook


Escribe lo que buscas

Ver todos los resultados