¡El gol universitario más visto del mundo! …conoce a su autor

Catholic-link.- Quien haya jugado fútbol alguna vez o lo siga haciendo, apreciará mejor aún, creo, lo espectacular e impactante que es este video. Más allá que son muchos los deportes que Nico Calabria practica (hasta subió el Kilimanyaro!), me impresionó particularmente su gol de tijera (¿o chilena?). Quiero primero centrar mi atención en esto (el gol),  uno, porque se convirtió en un verdadero fenómeno viral en la web  y dos, porque el fútbol es el deporte que mejor conozco  -lo practico y me gusta-, por lo cual me vi particularmente interpelado.

¿Por qué un gol así se volvió un fenómeno de alcance mundial? Doy por descontado que el fútbol es el deporte rey y que todo futbolista sabe bien que un gol de tijera -sea escolar, universitario o profesional- en un partido oficial es de por sí digno de ser visto… entonces ¿por qué?  La respuesta parece a primera vista evidente: meter un gol así, pero con una pierna menos es simplemente de otro planeta ¿o tal vez no? Lo digo porque justamente aquí hay algo más profundo que vale la pena evidenciar, creo que más allá de lo espectacular del suceso en sí, detrás se esconde un testimonio, que nos interpela, porque es muy de nuestro planeta, y que nos revela, recuerda y despierta muchos de los anhelos más profundos que llevamos dentro: anhelos de grandeza, de entrega, de superación, de… ¿infinito? He aquí un primer punto para sacar una buena reflexión, pasar de los más superficial del espectáculo a lo que hay en el fondo, lo que nos toca profundamente de este increíble video.

Un testimonio así es muy provechoso para despertar en nosotros y en los demás estos anhelos, tal vez por un breve momento, y mostrarnos así el horizonte grande que podemos alcanzar si nos lo propusiésemos, pero al cual tantas veces no aspiramos- aun teniéndolo todo- ya sea criterios burgueses: “prefiero permanecer tranquilo, cómodo, sin tantos sacrificios etc.”, ya sea por el contrario por criterios de temor ante los dolores o dificultades: “no me da la vida, tengo demasiados problemas o demasiado grandes, etc.” Ante esto nos responde uno que nació sin una pierna y salió adelante con honores: “nuestras discapacidades (problemas, heridas, etc.) no son lo que nos define”.

Finalmente, como bien dice el narrador al final, una foto vale más que mil palabras, y creo que el video nos puede servir como evidencia para demostrar irrefutablemente cuan banales y falsas son las miles de palabras y argumentos que utilizan tantos sofistas de nuestro tiempo para adjudicarse la capacidad de decidir y sentenciar la vida o la muerte de chicos como Nico –discapacitados o enfermos-. Sí, basta una foto de Nico Calabria como prueba viviente de que se equivocan, pues no solo los refuta llevando una vida plenamente desplegada, sino que incluso lo es por sobre muchos chicos sin discapacidades de su misma edad. Por eso ante la descarada pretensión de tantos de “querer protegerlos evitándoles una vida mermada y llena de sufrimiento”-discursos que se escuchan detrás de propuestas abortistas, de eutanasia, eugenesia, etc.- es necesario mostrar los hechos, que hablan mejor como decíamos que las palabras. Nico Calabria es otro testimonio que vale la pena compartir. La vida es un don grande y nuestro espíritu motor de esa vida se abre más allá de todo límite, sin dejar nunca de sorprendernos.

Daniel P.

Daniel Prieto

Es chileno y se prepara para ser sacerdote. Actualmente estudia teología en la universidad Gregoriana de Roma.


Daniel Prieto

Es chileno y se prepara para ser sacerdote. Actualmente estudia teología en la universidad Gregoriana de Roma.

¿Te parece que este recurso es útil para el apostolado católico? ¿Qué le añadimos? ... Tu opinión nos ayuda a mejorar

Loading Facebook Comments ...
Catholic-Link - Background

Escribe lo que buscas

Ver todos los resultados