¿Cómo debe ser la primera vista de un amor a primera vista?

Un primer paso hacia un amor auténtico es una mirada pura; sin doble sentido; que busca en la mirada del otro una puerta abierta hacia un mundo maravilloso. Es una mirada que no pone condiciones, no sujeta su interés a tal o cual virtud o tal o cual defecto; sino que lo quiere todo, lo espera todo, lo contempla todo; en el fondo intuye que la belleza sin verdad es un encanto que no dura.

El amor que inicia con un cruce de miradas de este tipo (como en el video), tiene una fuerza de atracción que no se debilita fácilmente ante la presencia de obstáculo alguno. Prosigue pujante ante todo charco de miseria, todo vitral de vanidad y hasta es capaz de enfrentar – no sin serías dificultades – la embestida violenta de la infidelidad. Desde mi punto de vista, un amor capaz de sortear estos obstáculos no es otro que aquél del que miró al otro y se miró a sí mismo, desde el inicio, según la verdad; sin cerrar los ojos a su pobreza ni a su grandeza; sabiendo que sacar adelante un proyecto de vida juntos estaría lleno de perdón y de ser perdonados.

Precisamente por esto, – como última reflexión – por esa mirada veraz que se dan el uno al otro y que es fundamento de un amor auténtico, resulta natural, lógico y hermoso, abrirse a la presencia de Dios que conduce a la pareja con su gracia, que los alimenta y que va sanando, con su cooperación, todas sus heridas; las hechas y las recibidas. El tierno auxilio de Dios es la garantía de que el  matrimonio católico no sea una apuesta imposible. ¿No te parece?

Como recurso para profundizar en el tema les dejo la linda respuesta que le da el Papa Benedicto XVI a una pareja de novios que encontró en el último Encuentro Internacional de las Familias en Milán. Aquí el link (es la respuesta a la segunda pregunta, para que no se confundan).

Mauricio A.

Pd: Obviamente el video se queda muy corto para expresar todas las ideas que he tratado de exponer aquí. Sin embargo, creo que puede servir como un buen punto de inicio para ir llevando el dialogo hacia la temática que propuse.


Loading Facebook Comments ...

Deja tu respuesta

*

4 comments

  1. jose_portillo94@yahoo.es'

    Angel Portillo

    Interesante documento, es obvio que poco a poco con el paso del tiempo y todas las distracciones generadas por las TIC’s estas miradas se han ido trastornando llegando a tal extremo que niños y niñas pequeños son los que dicen “amar” e intentar sacar adelante relaciones sin futuro que no pasan los 3 meses de “amor” me imagino que el matrimonio es una vocacion que llega a una edad en la que las personas estan totalmente maduras en varios de sus ambitos sociales economicos y biologicos, para asi tener las suficientes herramientas para salir adelante en una vida marital, siguiendo las enseñanzas de Dios Jesus y Espiritu Santo, que nos llaman a seguir nuestras vocaciones

    • Hola Ángel, creo que tienes toda la razón, y eso se da especialmente cuando además del factor de la inmadurez, fruto de la edad, se suma la instrumentalización de la persona. Es decir, cuando vemos al otro como un medio para satisfacer alguna necesidad o interés. Te invito a revisar el blog el día lunes o martes donde voy a publicar un video precisamente sobre esto. Un abrazo.

  2. rodrigomulloa@hotmail.com'

    Rodrigomulloa

    …alguien en el planeta tierra está de acuerdo con este comentario?

  3. Pingback: ¿Cómo destruir una relación con una sola mirada? - Catholic Link

Recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail

Síguenos en Facebook


Escribe lo que buscas

Ver todos los resultados
x