El matrimonio es cosa de tres

Catholic-link.com - ¿Por qué este video es impactante?  Porque la verdad como ya no es tan común en nuestros días- lamentablemente- impacta. En una sociedad donde nos han convencido de que lo más importante es pensar siempre en uno mismo (la “cultura” del YO), en donde también nos han vendido la penosa idea de que la felicidad consiste en el tener, en el poder, y en el placer por sobre cualquier otra cosa, en una sociedad que ha socavado el concepto y el valor del matrimonio, la verdad sorprende.

La verdad sobre lo que significa realmente el matrimonio (una relación donde Dios también esta presente), la verdad sobre lo que significa auténticamente la familia (apertura a la vida y al cuidado del otro), sobre lo que significa a fin de cuentas auténticamente el amor (vivir realmente para los demás)… esto es algo que no se ve todos los días y que hoy llama mucho la atención. Hoy llama la atención por ejemplo ver a una pareja que opta por tener muchos hijos (algo que antes era muy común, ahora sorprende e incluso escandaliza, a veces bajo la excusa de ideas absurdas, como el de una supuesta sobrepoblación).

Llama la atención escuchar que además por este motivo (el de tener más hijos) una pareja sea capaz de hacer grandes renuncias económicas y de gustos personales (ante una sociedad que prioriza todo lo contrario). Sí, llama mucho la atención escuchar a uno que te dice que en su matrimonio lo fundamental es vivir para su marido y sus hijos, y que en ese donarse a los demás encuentra la verdadera felicidad y solidez de su matrimonio, porque eso significa encontrar a uno que ha descubierto y vive el amor en su más pleno sentido: el amor cristiano, que brota del encuentro con el Señor. Y hoy más que nunca necesitamos estos testimonios, porque hoy cuando estas verdades (del matrimonio, de la familia, del amor) han sido tan distorsionadas, necesitamos personas que nos vuelvan a mostrar la verdad, no solo de palabra, sino también con un testimonio de vida concreto. Necesitamos familias que nos recuerden que significa ser Iglesia doméstica, ese núcleo fundamental de toda la sociedad. Necesitamos que el matrimonio vuelva a ser valorizado y vivido como eso que es: una vocación sobrenatural y desafiante, una vocación a vivir la santidad, en el amor, el amor que es donación.

 Daniel P.

Loading Facebook Comments ...

Deja tu respuesta

*

1 comment

  1. jofersalca@yahoo.com'

    Jofersalca

    Hoy en día hay esposas que ya no firman con el apellido del esposo pues dicen “que no son de nadie”, aludiendo a la costumbre de anteponer la partícula “de” al apellido del esposo. En realidad nunca han sido propiedad de nadie y ese no era el sentido de usar esa partícula. El matrimonio, como sacramento y tal como lo concebimos los cristianos católicos, es la plasmación de la libertad de los contrayentes. Cada uno decide, por amor, dedicarse al otro “hasta que la muerte los separe”.
    A esto hay que añadir que, tratándose de un sacramento, sí existe en el matrimonio la presencia de Dios, a menos que la pareja lo mantenga alejado y la unión se realice con fines mundanos. Pero un matrimonio con estas características no tiene un pronóstico de duración muy larga. Ya el ámbito de la libertad ha sido reducido por las motivaciones hedonistas o materialistas. Podrá existir en el ámbito civil, como contrato, pero no en el campo más trascendente, el del amor en sentido más amplio.

Recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail

Síguenos en Facebook


Escribe lo que buscas

Ver todos los resultados